Viajes con Heródoto

Por . 13 julio, 2011 en Reseñas
Share Button

Viajes con Heródoto es un libro que podría clasificarse de varias maneras. Se podría considerar un libro de viajes, un reportaje periodístico, un testimonio autobiográfico e incluso un homenaje al Heródoto protoreportero que Kapuscinski descubre en la obra del gran cronista.

A finales de los años 50 del pasado siglo, Ryszard Kapuscinski era un joven periodista polaco con ansias de viajar que trabajaba para un modesto periódico, el Sztandar Mlodych, cuando recibió el encargo de ir a la India en calidad de reportero. Antes de partir, la directora de la publicación le regaló un ejemplar de Historia de Heródoto (el tantas veces calificado como padre de la Historia, que vivió en el siglo V a.C. y cuyo nombre se suele transcribir asimismo sin la tilde: Herodoto).

Lo que no sabía Kapuscinski cuando aceptó el regalo y lo puso en la maleta con destino a la India, es que con este gesto iniciaba dos viajes: el físico que le llevaría atravesando fronteras hasta otras culturas y el mental que le permitiría descubrir en los escritos del griego a una especie de alter ego, a un amigo intemporal que ya le acompañaría para siempre.

Así pues, Heródoto viaja junto a Kapuscinski y esta extraña compañía da sus frutos que se ven reflejados en lo que el periodista polaco nos va narrando. Él también descubre un mundo nuevo y desconocido como en su día le ocurrió al griego y se pregunta cosas, reflexionando sobre lo que ve y percibiendo el presente como continuación del pasado.

Kapuscinki admira a Heródoto y nos lo hace saber a cada momento. Lo reconoce como maestro, alaba su honestidad (el griego sólo narra en primera persona aquello de lo que es testigo directo y en caso de no serlo advierte que el testimonio procede de otras fuentes) y acude a él para guiarse, valorando sus palabras como consejos valiosos y poniéndolos en práctica.

Al igual que el griego, que se erige como una especie de depositario de la memoria de los otros en una época en que prácticamente casi nadie podía hacerlo, no se conforma con narrar los hechos en sí, acercándose a la cultura de los pueblos que visita, formándose una opinión que nos muestra planteándose preguntas y reflexionando sobre ellas pero sin juzgar los hechos. Y las cruza con las propias palabras de Heródoto. Así vamos saltando de una época a otra encontrando a Creso mezclado con el pensamiento de Mao, a Tomiris y Ciro con un concierto de Louis Amstrong o a Jerjes con hechos sucedidos en el Congo de 1960.

Kapuscinski es un buen cronista y en este libro nos transmite lo que ve, lo que siente, sus dudas y respuestas así como sus reflexiones consiguiendo que nos animemos a seguir sus pasos a través de sus palabras, y también los de Heródoto, porque leyendo este libro nos sentimos irremediablemente impelidos a leer también la obra del maestro griego.

 

Viajes con Heródoto

Ryszard Kapuscinski

Traducción: Agata Orzeszek

Lugar y fecha de edición: Barcelona 2006
Editorial: Anagrama
Páginas: 309

 

 


Share Button

Nacida en Barcelona tan sólo unos meses después del famoso Mayo del 68 cabría pensar que en mi carácter habría algo revolucionario. Nada más lejos de la realidad. Fui una niña dócil que sólo mostraba resistencia cuando se trataba de soltar los libros que me iban cautivando uno tras otro. Tal vez por eso es por lo que estudié Biblioteconomía y Documentación. Y por lo que sigo devorando libros además de intentar reseñarlos de forma mínimamente inteligible desde hace algún tiempo en una web literaria Anika Entre Libros (anikaentrelibros.com).

Participa en la discusión

  • (no será publicado)

  1. gravatar Esther Responder
    julio 15th, 2011

    Muchas gracias, Felipe. Verás que no te arrepientes de llevarlo en la maleta.
    🙂

  2. gravatar Felipe Responder
    julio 14th, 2011

    Buena reseña, me ha picado la curiosidad, a la maleta con él.
    XD