Los posts de Anatomía de la Historia para Facebook (I)

15 ago, 2012 por



13 de enero

“A las aladas almas de las rosas de almendro de nata te requiero, que tenemos que hablar de muchas cosas, compañero del alma, compañero.”

Un día como este, del fatídico año 1936, aparecía el poemario de Miguel Hernández titulado El rayo que no cesa.

 

14 de enero

Un 14 de enero pero del año 1503, una real cédula creaba la Casa de Contratación de Indias, que habría de tener su sede en Sevilla… hasta 1717, en que se trasladó a Cádiz. Cosas de los Reyes Católicos. Su fundación, que su traslado lo fue de un Felipe, el que hacía el número de cinco.

 

26 de enero

San Petersburgo (en su denominación de origen alemán) le pareció un nombre demasiado germano al zar Nicolás II, en el contexto de la recién comenzada Primera Guerra Mundial, allá por el año 1914. Así que dijo, de San Petersburgo nada, la llamamos Petrogrado, que es más ruso.
Y en 1924, un 26 de enero, como hoy, la nueva Rusia soviética quiso homenajear al padre de la Revolución y la tituló Leningrado. Ya no era capital de Rusia, y mucho menos de la nueva URSS.
Más recientemente, en 1991, sucumbido el imperio soviético, la renacida Rusia la volvió a llamar… San Petersburgo.
¿Y si a Putin, nacido en ella en 1952, le diera por llamarla… Putingrado?

 

27 de enero

“Que el siglo XX fue un despliegue de crueldad, como cantaba Gardel en Cambalache, no hay quien lo dude: un 27 de enero como hoy, en 1945, el ejército soviético entraba en el campo de concentración de Auschwitz. Aún hay idiotas ignorantes que niegan que sucediera.” (Ismael Gómez García, autor de Anatomía de la Historia)

 

2 o 3 de febrero

“¿Y fue por este río de sueñera y de barro que las proas vinieron a fundarme la patria? Irían a los tumbos los barquitos pintados entre los camalotes de la corriente zaina.” Fundación mítica de Buenos Aires (Jorge Luis Borges)

Hoy hace una buena pila de años tuvo lugar la que dio en llamarse primera fundación de Buenos Aires, en el año 1536, a cargo del nobilísimo caballero y almirante granadino Pedro de Mendoza, quien se instaló en un fuerte erigido por los suyos, donde más o menos está en nuestros días parte de la ciudad de Buenos Aires, al que puso un nombre muy marinero, Santa María del Buen Ayre.
Y hasta hoy… Si bien cinco años más tarde, hubo de ser abandonado el dicho fuerte y la fundación cierta, la segunda que dicen, de la capital argentina habría de esperar a 1580.
Ante la duda si fue el 2 o el 3 de febrero de aquel lejano 1536 cuando Mendoza decidió recalar en ese lado del estuario del Plata, en Argentina optan por el día 3. Ventajas de las dudas de los historiadores, que las efemérides dan para más.

 

10 de febrero

Hace hoy exactamente 107 años, el rey Carlos IV, a través de una Real Cédula, prohibía las “fiestas de toros y novillos de muerte”. Medida propia de un despotismo ilustrado al que en esta ocasión casi nadie hizo caso. No sabemos que se restituyera legalmente el espectáculo, pero el caso es que, salvo en Cataluña, hasta hoy.

 

11 de febrero

Tal que hoy, pero en el año 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, se clausuraba la Conferencia de Yalta, que venía celebrándose en el palacio de Livadiya, en el sur de Crimea, desde siete días antes. Los asistentes a la misma se habían sentado a preparar un futuro en el que se preveía que la amenaza nazi y fascista sería un tristísimo recuerdo los máximos mandatarios de los llamados aliados: el presidente de Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt; el todavía primer ministro británico, Winston Churchill; y el máximo dirigente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el dictador aparentemente comunista Iósiv Stalin.
Además de definirse la última estrategia militar aliada, y entre otros asuntos no menores, se estableció por medio de la llamada Declaración de Yalta el firme propósito de “destruir el militarismo alemán y el nacionalsocialismo, y asegurar que Alemania no pueda perturbar la paz del mundo jamás”, así como de “someter a todos los criminales de guerra a la justicia para un rápido castigo y una exacta reparación de las destrucciones provocadas por los alemanes”.

Dado que España no había entrado en la guerra, pese a los denodados aunque pacatos esfuerzos de Franco, éste se libró de haber sido juzgado no solo por los historiadores y por los descendientes de sus numerosas víctimas. Eso sí, como dice el Diccionario más famoso de los últimos años, “no fue un totalitario”. No.

 

23 de febrero

 

Un 23 de febrero, en este país de países, nos llevamos un buen susto: algunos no. Javier Cercas escribió un libro absolutamente brillante al respecto. Su retrato de Adolfo Suárez es imprescindible para comprender lo que somos conociendo lo que fuimos. (Aquella fue otra Anatomía)

 

 

25 de febrero

1943, durante la Segunda Guerra Mundial que maltratara también a su país, nacía un día como hoy alguien muy especial, tan especial que se convertiría nada más y nada menos que en un beatle. George Harrison.

Publicaciones relacionadas

Publicidad

Dejar un comentario