Taxman, The Beatles contra los impuestos de Harold Wilson

Por . 17 octubre, 2012 en Reseñas
Share Button

Apropiadísima para los tiempos que corren, Taxman es una conocida canción de The Beatles, escrita y grabada en 1966 y lanzada como primer single del álbum Revolver –en la otra cara figuraba nada menos que Eleanor Rigby, tema de total factura clásica al contrario que Taxman, que era decididamente más arriesgada en cuanto a música y letra.

Puede considerarse como la primera canción “política” de The Beatles, antecediendo a Revolution dos años, y con un marcado tono “liberal” (menos impuestos, menos presión del Estado).

 

Impuestos y canciones

Escrito totalmente por George Harrison, el tema se refiere duramente al abusivo tipo de impuesto sobre la renta que pagaba la gente con grandes ingresos -The Beatles, entre ellos- en aquella época en su país. Una tasa descomunal de impuestos a veces llegaba a alcanzar el 95% de sus ganancias.

Por culpa de aquellos disparatados impuestos, muchos músicos de primera línea se exiliaron y domiciliaron fiscalmente otros países, lo que, a pesar de las públicas acusaciones de antipatriotismo, finalmente no empañó su fama, ni su proyección internacional.

Así, John Lennon instaló su domicilio fiscal en Estados Unidos, Harrison en Suiza, los Stones en Francia y Barbados, al igual que David Bowie…

De hecho, en un artículo de prensa posterior se hace referencia al tema, explicando que “uno de los mayores productos de exportación británicos en esos años era… la gente rica.” Para descontento del Fisco británico, se produjo un enorme y llamativo éxodo de ricos y famosos hacia otras jurisdicciones con mejores condiciones fiscales.

En los años 60 era habitual que los países europeos tuvieran muchas escalas de tarifas aplicables al impuesto sobre la renta y, sobre todo, tipos muy altos de imposición. Reino Unido no era una excepción, máxime si se tiene en cuenta que fueron años de bonanza económica -sin embargo también de problemas significativos con el equilibrio externo de pagos del país- y desarrollo de la industria cultural –especialmente la musical-, lo que dio lugar a que su Graciosa Majestad tuviera como súbditos a una buena nómina de millonarios, muchos de ellos muy jóvenes, como eran las estrellas del rock y el pop.

Gobernaba el laborista Harold Wilson, quien, sobre todo en su primer periodo como primer ministro -disputó 5 elecciones generales y recibió la victoria en 4 de ellos: 1964, 1966, y febrero y octubre de 1974- puso especial énfasis en promover la justicia social, incluyendo mejores oportunidades educativas, aliándose con un  progreso científico evidente.

Los “Mr. Wilson” y “Mr. Heath” del irónico coro que Lennon y Paul McCartney hacían al final de la canción se referían a Harold Wilson y a Edward Heath, primer ministro laborista y líder conservador de la oposición, respectivamente, en aquella época, dándoles la distinción de ser las primeras personas vivas en ser mencionadas en un tema de The Beatles.

Wilson (i) y Heath (d).

Aunque los miembros del más famoso grupo de todos los tiempos nunca habían conocido a Heath en persona, sí se habían encontrado con Wilson -del norte de Inglaterra, como ellos- en varias oportunidades, y cada uno de ellos había recibido la condecoración MBE (Miembros del Imperio Británico) por hallarse en la lista honorífica aprobada por el propio Wilson luego de haber llevado al Partido Laborista a la victoria en 1964.

The Beatles, cuatro jóvenes emprendedores de fuera de Londres que provenían mayormente de la clase media-baja, era el tipo de gente que Wilson quería alentar en su visión de una nueva Gran Bretaña sin diferencia de clases. Para ello y para algunos contradictoriamente, durante su mandato como primer ministro, Harold Wilson elevó el tipo máximo de impuesto de la renta al 95%..

 

 

Harrison declararía posteriormente al respecto:

Durante la época que compuse Taxman fue cuando me di cuenta por primera vez de que aunque habíamos empezado a ganar dinero, la mayoría de éste se nos iba en pagar impuestos. Era, y aún lo es, algo típico. ¿Por qué ha de ser así? ¿Estamos siendo castigados por algo que hemos hecho mal?”.

 

 

Por contra, hay que reconocer que al menos Harrison y The Beatles recibían servicios públicos de calidad a cambio de sus impuestos, cosa que ya no pasa en la actualidad en los países económicamente más golpeados por la crisis. Ventajas y desventajas de vivir en los 60 (fuera de España, claro).

 

Tiempos de Revolver

Taxman fue escrita y grabada entre el 20 y el 22 de abril de 1966 con Harrison a la guitarra rítmica y la voz, McCartney al bajo, guitarra solista y coros, John Lennon, coros y cencerro, y Ringo Starr a la batería y pandereta. George Martin fue, naturalmente, el productor de la canción y Geoff Emerick el ingeniero de sonido.

En Living in a Material World, la magna biografía cinematográfica dirigida por Martin Scorsese en la que, por cierto, el cineasta no se detuvo en la canción Taxman, John Lennon confesaba acerca del concepto del dinero por parte del grupo en aquellas épocas tempranas: “Antes de hacernos famosos, el dinero ya se encontraba entre nuestras metas, pero aún así no decíamos ‘Vamos a ganar dinero’. Pero de repente teníamos dinero y, de pronto, no era tan bueno.”

Sigue Goerge explicando: “Al tener dinero descubrimos que el dinero no era la respuesta. De repente teníamos un montón de cosas materiales que la gente se pasa la vida intentando conseguir. Nosotros logramos obtenerlas a una edad realmente temprana; y fue bueno, la verdad, porque aprendimos que no se trataba de eso. Aún nos faltaba algo. Ese algo es lo que la religión trata de dar a la gente”.

Resulta curioso –y lo resultaría a lo lago de toda su vida- cómo George conseguía aunar sus preocupaciones espirituales con el concepto del dinero. En varias biografías escritas sobre él o The Beatles se afirma que Harrison –y también McCartney- tenían cierta fama de agarrados; que miraban hasta el último chelín, vaya. Además aquella fue precisamente la época en la que George descubrió a Ravi Sankar y el sitar y comenzó su búsqueda de respuestas en las filosofías orientales, poco dadas a lo material. Por eso es llamativo que fuera el propio Harrison el que se decidiera a escribir un tema como Taxman.

 

En The Beatles Anthology George habla sobre la canción (en 4:20): “Era el momento en el que descubrí que la mayor parte del dinero era para el recaudador de impuestos y te sentías muy feliz al ver que te encontrabas casi sin dinero. Pagábamos 95 peniques y medio por cada libra ganada. El asunto es que tenías que pagar super tasas, tasas y más tasas… Consideraba ridícula aquella enorme penalización por cada libra ganada”.

 

La letra y la impronta de Taxman

La canción empezaba diciendo “There´s 1 for you 19 for me”, pero a Harrison le pareció poco y agregó “Let me tell you how it will be“. Harrison le pidió a Paul McCartney que colaborara con las guitarras y Paul le respondió que sí (Paul tocaría finalmente el solo de guitarra). En una entrevista en 1984 para la revista Playboy, McCartney comentó: “George la escribió y yo le puse la música a la guitarra. La escribió cuando estaba enfadado al darse cuenta lo que el recaudador de impuestos había hecho. Nunca antes de ese momento había sabido lo que éste podía hacer con tu dinero”.

Sin embargo, también John Lennon se atribuiría parte de la autoría de la letra, como confesó a la propia Playboy en 1980: “Recuerdo el día en que llamó para pedir ayuda para Taxman, una de sus mejores canciones. Le di algunas líneas para ayudarlo con la canción porque eso fue lo que pidió. No fue con Paul porque Paul no lo hubiera ayudado en ese periodo. Yo no quería hacerlo. Pensé: ‘Oh, no, no me digas que ahora tengo que hacer el trabajo de George. Es suficiente con hacer mis cosas y las de Paul.’ Pero porque lo amaba y no quería lastimarlo cuando me llamó esa tarde y dijo: “¿me ayudarías con esta canción?”, me mordí la lengua y le dije que sí.” Resultado: Lennon nunca perdonó del todo a Harrison aquella “afrenta”.

Musicalmente, Taxman es una canción compuesta sobre un acorde de Re7 con el complemento de Do7 y Sol 7/9ª. Con ella da comienzo lo que se ha dado en llamar el rock ácido.

Llama la atención por la economía de acordes para una banda tan melódica como The Beatles, el bajo de McCartney, directamente tomado de lo que los artistas y grupos de Tamla Motown hacían por aquellas fechas, y el primer solo de guitarra “experimental” en toda la carrera de The Beatles.

Como tema influyó a muchos artistas y grupos de aquella generación, pero nunca ha perdido su vigencia musical y aún hoy el brit pop demuestra que aquella canción tan saltarina ha calado en toda la oleada de grupos que, periódicamente, revitalizan el pop inglés, contribuyendo a que la huella de The Beatles no se borre nunca.

 

 

Taxman (The Beatles). La letra

Let me tell you how it will be

Theres one for you, nineteen for me

Cause im the taxman

Yeah, im the taxman

Should five per cent appear too small

Be thankful I dont take it all

Cause im the taxman

Yeah im the taxman

If you drive a car, ill tax the street

If you try to sit, ill tax your seat

If you get too cold ill tax the heat

If you take a walk, ill tax your feet

Taxman

Cause im the taxman

Yeah im the taxman

Dont ask me what i want it for

Aah mister Wilson

If you dont want to pay some more

Aah mister Heath

Cause im the taxman

Yeah, im the taxman

Now my advice for those who die

Taxman

Declare the pennies on your eyes

Taxman

Cause im the taxman

Yeah, im the taxman

And youre working for no one but me

 

TRADUCCIÓN:

Deja que te diga cómo es:

Uno para ti, diecinueve para mí

Porque soy el recaudador de impuestos,

Sí, soy el recaudador de impuestos

Si el cinco por ciento te parece poco

Agradéceme que no me lo lleve todo.

Porque soy el recaudador de impuestos,

Sí, soy el recaudador de impuestos

Si conduces un coche, cobraré un impuesto por la calle;

Si quieres sentarte, cobraré un impuesto por la silla;

Si tienes mucho frío, cobraré un impuesto por la calefacción;

Si te vas de paseo, cobraré un impuesto por los pies;

(coro: ¡recaudador de impuestos!)

Porque soy el recaudador de impuestos,

Sí, soy el recaudador de impuestos

No me preguntes para qué lo quiero

(coro: aah, Mister Wilson)

Si no quieres pagar más

(coro: aah, Mister Heath)

Porque soy el recaudador de impuestos

Sí, soy el recaudador de impuestos

Ahora un consejo para los que se mueran:

(coro: ¡recaudador de impuestos!)

Declaren los peniques en sus ojos

(coro: ¡recaudador de impuestos!)

Porque soy el recaudador de impuestos

Sí, soy el recaudador de impuestos

Y sólo trabajas para mí

(coro: ¡recaudador de impuestos!)

 

Algunos enlaces de vídeo

 

Versión de Harrison en directo de Taxman (Londres, Albert Hall, 4 de junio de 1992):


Versión de Harrison en directo (Japón, año 2011):

 

Y aquí podemos escuchar la brillante remasterización en estudio del año 2009:


Share Button

Nací en Madrid un 16 de julio de 1959, sin tener muy claro qué iba a hacer con mi vida. Aún hoy no he despejado aquella incógnita. Desde 1985 hasta 1993 fui compositor y cantante del grupo de rock Desperados, con el que publiqué cinco discos oficiales: Desperados (1986), ¿Qué hay de nuevo, viejo? (1986), El Golpe (1988), Tan alto como nos dejen, tan fuerte como podamos (1989) y el recopilatorio Por un puñado de temas (1999). En otro orden de cosas, me busco el sustento como periodista: he sido crítico de música del diario El País la friolera de 23 años y, en la actualidad, dirijo la revista Madrid En Vivo Go! y colaboro en Radio Nacional de España a las órdenes de Juan Ramón Lucas.

Participa en la discusión

  • (no será publicado)

  1. gravatar Eddie Rb Responder
    marzo 4th, 2015

    De las rolas más chidas de los beatles, rockea a un nivel de lisergia bastante a gusto para fumar un porro de Maria…