Álvaro Flórez Estrada, un economista “clásico” español

Por . 8 enero, 2014 en Siglos XIX y XX
Share Button

Economista y político español, destacado representante del liberalismo progresista e introductor en España de los economistas clásicos británicos, Álvaro Flórez Estrada nació en la asturiana Pola de Somiedo el 27 de febrero de 1766.

Tras estudiar Leyes y Filosofía en la Universidad de Oviedo, se trasladó a Madrid. Manuel Godoy, primer ministro del rey Carlos IV, le nombró tesorero general del Reino cuando tenía 30 años. Enfrentado a Godoy, renunció al cargo y regresó a su localidad natal.

Procurador general de la Junta del Principado de Asturias desde 1798, al iniciarse la guerra de la Independencia, en 1808, logró que dicho organismo se autoproclamara soberano y declarara la guerra a Francia. Disuelta esa institución, se refugió en Sevilla, Londres y Cádiz. En esta ciudad redactó Constitución para la nación española (1810); fundó un periódico, El Tribuno del Pueblo Español, y fue intendente militar de Andalucía.

En 1814, restaurado en el trono Fernando VII, se exilió en Londres. Volvió a España en 1820, al iniciarse el Trienio Liberal, y, alineado entre los liberales “exaltados”, resultó ese mismo año elegido diputado a Cortes; participó en la redacción del Código Penal de 1822; y, en marzo de 1823, fue nombrado primer secretario de Estado, pero no llegó a constituir Gobierno, pues la reacción europea permitió a Fernando VII reimponer sus prácticas absolutistas.

Huyó nuevamente a Londres y publicó su más famoso tratado, Curso de economía política (1828). Residió en Francia desde 1830 hasta 1834, cuando la muerte de Fernando VII propició su regreso a España.

Durante la última etapa de su vida, se mostró partidario de la desamortización, pero criticó determinados aspectos de la emprendida en 1836 por Juan Álvarez Mendizábal; publicó Elementos de economía política (1841); fue diputado y, desde 1846, senador vitalicio.

Fallecido en la también localidad asturiana de Noreña, el 16 de diciembre de 1853, su pensamiento sintetizaba las ideas de los economistas clásicos británicos y aportaba novedosas reflexiones sobre niveles salariales y fiscalidad (denunció el excesivo peso de los impuestos sobre el consumo, mostrándose partidario de un tributo territorial). En el plano político, defendió la importancia de la Constitución como garante de la propia existencia de la “patria” y de un Estado plenamente liberal.


Share Button

Adquiere nuestros libros impresos con un 5% de descuento, gastos de envío gratis y la versión ebook de regalo. Solo tienes que visitar la tienda online de Punto de Vista Editores e ingresar el código de cupón PDV-04001


Soy madrileño. Estudié Geografía e Historia en mi entrañable Complutense, especializándome en Historia Contemporánea. Desde 1995 hasta 2008, fui editor de Ciencias Sociales, y luego de Historia, de la Enciclopedia Encarta; allí fui formado en el oficio por profesionales de la talla de José Luis Ibáñez Salas y Miguel García del Río, gracias a los cuales, en ese pequeño patio de vecinos que es el mundo editorial, efectué también años después diversas colaboraciones para Santillana Educación y Ediciones SM. Hasta que recalé en el puerto de CTO Editorial. Pero un espíritu inquieto vive de emociones y retos; y hay sueños pendientes, que se identifican con los de Anatomía de la Historia. Sueños que han de ver la luz (¡ah!, aunque no lo crean, el viejo flexo rojo todavía funciona…).

Participa en la discusión

  • (no será publicado)