El bombardeo de Almería

Por . 31 mayo, 2015 en Siglos XIX y XX
Share Button

El 31 de mayo de 1937, durante la Guerra Civil española, se produjo el bombardeo de Almería a cargo del bando sublevado.

 

El contexto

En julio de 1936 un grupo significativo de las Fuerzas Armadas, del que formaba parte el general Francisco Franco, se sublevó contra el Gobierno frentepopulista.

El golpe sólo triunfó en algunas zonas de España, lo que dio lugar a una guerra de tres años de duración.

Una de las características del conflicto fue la injerencia exterior, desde el comienzo de la guerra, y así el bando franquista contó con la inestimable ayuda de Alemania, Italia y Portugal.

Por el contrario, el bando republicano contó con la ayuda de la URSS y los componentes de las Brigadas Internacionales, pero no con la ayuda franco- británica, ya que las potencias democráticas europeas no querían facilitar el intervencionismo de Alemania y chocar con su emergencia internacional.

 

Antesala

El 29 de mayo de 1937, un grupo de aviones de fabricación soviética bombardearon un grupo de barcos que estaban operando en el Mediterráneo, entre los que se encontraba el crucero Canarias. Poco después, las naves aéreas regresaron a su base creyendo que efectivamente habían atacado dicho buque de guerra franquista, cuando en realidad habían dañado al acorazado alemán Deutschland.

En el bombardeo habían fallecido 31 personas y otras 74 resultaron heridas. Cuando Adolf Hitler se enteró de lo sucedido, ordenó el ataque a alguna ciudad española. Primero pensaron los nazis en Barcelona y Valencia, urbes que fueron rápidamente descartadas, para optar por atacar Almería, ya que esta ciudad no poseía baterías costeras.

 

Ataque a Almería

Espanto (Bombardeo en Almería), de Ramón Gaya, 1937.

La madrugada del 31 de mayo una flotilla alemana compuesta por un acorazado y cuatro destructores se sitúa frente a la ciudad de Almería y pocas horas después comienza a bombardearla.

Las bombas destrozan el edificio del Banco de España, la sede de la Cruz Roja, el mercado, el ayuntamiento, la Escuela de Artes y Oficios, la catedral y la iglesia de San Sebastián. Hay 19 muertos y 55 heridos.

A raíz del desmedido acto bélico, contra población civil, el Gobierno republicano se dividirá en dos sectores: de un lado, el liderado por el socialista Indalecio Prieto, ministro de Defensa, que abogará por el ataque directo a la flota mediterránea alemana; y, de otro, el encabezado por el también socialista Juan Negrín (jefe del Gobierno) y el presidente de la República, el republicano Manuel Azaña, que defenderá la mera protesta diplomática.

Francia, Reino Unido y la URSS decidieron dar por cerrado el incidente de Almería, alegando que no estaban preparadas para un conflicto de mayor envergadura.

 

Epílogo

De inmediato, tanto alemanes como italianos decidieron dejar de patrullar las costas del Mediterráneo hasta que no tuviesen mayor seguridad; y, por parte del bando constitucionalista, republicano, para evitar más muertes, se construyeron en Almería unos refugios subterráneos de 4 kilómetros de longitud.


Share Button

Participa en la discusión

  • (no será publicado)