40 razones para ver Cold Mountain

Por . 16 noviembre, 2015 en Reseñas
Share Button

No se me apuren, nos le voy a convencer de ver las Brokeback Mountain, sino las Cold Mountain. ¿Qué les parece un viaje a la guerra de Secesión? Si me lo piden, el único motivo para ver esta película es el retrato veraz y duro de la Guerra Civil estadounidense, pero como buen filme ambientado en la guerra ofrece otros muchos alicientes. Veamos, sin un orden jerárquico ni cronológico, como en otras ocasiones, las cuarenta razones para su nuevo visionado.

Cold-Mountain-01

  1. No se pierdan dos canciones que se interpretan en la misma cinta: Wayfaring stranger y I wish my baby was born. Hablan de la nostalgia del hogar, de la soledad y de los momentos felices que se han perdido para siempre.
  2. La batalla del cráter, así se denominó la genial idea que tuvo el general Ambrose E. Burnside para acabar con el asedio de la ciudad de Petersburg, Virginia, el 30 de julio de 1864. Se cavó un túnel bajo las defensas sudistas y se llenó de explosivos. Cuando estalló atacó la infantería, que quedó atrapada en el propio cráter de la explosión.
  3. Después de la batalla los soldados confederados —casi siempre carentes de casi todo— expolian las botas y los cinturones de los soldados de la Unión. Ya antes de la batalla, un joven voluntario recorre las trincheras de los sudistas repartiendo las botas y uniformes de los caídos de su propio bando.
  4. Ada Monroe es tajante casi al final del filme: “Lo que hemos perdido no se devuelve nunca”. Su delicada voz en off se expresa a lo largo de toda la película como la narradora de una novela romántica decimonónica.
  5. Célebres son las cartas escritas durante la guerra de Secesión por ambos bandos. En la Confederación recibir cartas era toda una odisea. Ada escriba sin parar a Inman, pero tan sólo le llega una misiva cuando la guerra está en sus últimos y sangrientos episodios.
  6. Una película sin magia es como un debate político sin Francisco Marhuenda. ¿Qué me dicen del pozo propiedad de los vecinos de Ada que, tumbados boca arriba y armados con un espejo en la mano, nos deja ver imágenes de nuestro futuro?
  7. Un buen filme sobre la guerra de Secesión no puede obviar el simbolismo de las banderas. La del bando confederado está casi siempre ajada y sucia, la de la Unión se nos aparece ondeante al viento, salvo en la batalla del cráter, donde un plano enfoca a las barras y estrellas llenas de sangre y barro.
  8. Existe a lo largo de filme una constante referencia a la música, desde la que interpreta Ada con su piano a la del padre de Ruby, sobre un violín castigado por tantos años de guerra y borracheras. Sin duda, es un tributo a las grandes producciones del Hollywood más clásico.
  9. Sigamos con la música. Ada observa a Inman cómo trabaja los campos. Se vuelve y toca desde el carromato el piano que esperaba. La banda sonora se muestra en la misma cinta, es lo que se llama música incidental. Y no ocurre tan sólo en esa secuencia.
  10. Cuando a Cold Mountain llega la noticia de la guerra entre el Norte y el Sur, se forma una milicia que marcha al frente. Existe una fotografía de autor desconocido tomada el 4 de mayo de 1861 en Washington, Arkansas. Los hombres de la compañía posan con sus músicos y sus banderas. ¿Se basaría el diseño de producción en esa imagen de la compañía B de los Rifles de Hempstead?
  11. La explosión del cráter le arranca literalmente la ropa a uno de los soldados confederados que defendían la ciudad de Petersburg. Además de sus prendas, su piel se quema por culpa de la deflagración.
  12. ¿Quieren cantar una plegaria a Dios en una iglesia episcopaliana? Pues pónganse cómodos en el templo recién inaugurado en Cold Mountain, donde el padre de Ada suelta sus sermones. La canción es pegadiza, con la mano derecha extendida y al compás. Déjense llevar.
  13. Súbanse al macilento ferrocarril que se lleva al herido protagonista a un hospital. Es la única vía férrea que controlaba la Confederación en abril de 1864, pues el asedio de Petersburg no fue total, los sureños siempre contaron con una vía de escape. Cuando se perdió, Lee entregó sus armas en Appomattox (Virginia).
  14. Philip Seymour Hoffman interpreta a la perfección al reverendo casquivano Veasey —otro personaje habitual en las películas norteamericanas— que intenta asesinar a una esclava que ha dejado embarazada. Inman lo descubre en pleno acto y se convierte durante buena parte del metraje en un compañero incómodo.
  15. Inman, en su largo peregrinaje por paisajes desolados y amenazantes, da de bruces con una mujer que vive sola con un hijo. Su marido murió en la guerra y su casa, su destino más bien, se le viene encima. Memorable es la secuencia en la que, sin apenas diálogo, ella busca el calor y la protección del marido ausente.
  16. ¿Qué me dicen de la fotografía? Inman, contrariado por un comentario de Ada, decide hacerse un calotipo. Ada, el mismo día en el que marchan los soldados, le regala un retrato en el que no sonríe. Un arte incipiente que fija en la memoria a los protagonistas de la historia.
  17. Georgia, uno de los músicos desertores, fue interpretado por Jack White, un conocido cantante de fama mundial (¿no me digas que no has escuchado nunca a The White Stripes?). Aunque rockero, se marca un par de números de música folk y lo hace con bastante soltura.
  18. Inman es apresado como desertor junto con el reverendo. Unos soldados van encadenados como en Ben-Hur, en espera de sus particulares galeras romanas. Cuando decide escaparse, el protagonista suelta: “Ya no quiero seguir luchando por una causa en la que ya no creo”. Sublime.
  19. Existe en Cold Mountain un constante dualismo. ¿Qué les parece el enfrentamiento entre intelecto y naturaleza? ¿Qué es más gratificante, ordeñar una vaca o tocar el piano? Apurada dualidad con el telón de fondo de una guerra civil.Cold-Mountain-03
  20. Cold Mountain se inicia con las imágenes más duras de una guerra que se hayan podido filmar. Sangre, gritos, disparos, puñaladas, explosiones… en definitiva el horror de una de las batallas más sangrientas de la contienda.
  21. ¿Qué les parece la vieja solitaria que cuida de Inman en lo más profundo del bosque? Vive con las cabras, le ofrece láudano, le cura las heridas con hierbas. Más que una bruja solitaria es la sibila de las montañas. ¿Más que un simple sacrificio no es un augurio el cabritillo que mata?
  22. Cold Mountain habla de una guerra antigua, la de siempre, como dice hábilmente la madame que esconde a los protagonistas de Dos hombres y un destino.
  23. En las noches de frío y soledad Ada lee a Ruby un fragmento de Cumbres borrascosas. Ruby se va transformado poco a poco en Ada y Ada en Ruby, por aquello del pragmatismo y la voluntad inquebrantable. El horror de la guerra hace que personas muy diferentes se unan frente a la adversidad.
  24. Se da la curiosidad de que muchos de los soldados que asaltaron las defensas de Petersburg eran negros, la denominada United State Colored Troops. Luchó una división completa, compuesta de dos brigadas. Sin embargo, en la película hay que estar muy atentos para ver algún soldado negro.
  25. En un maizal se esconden un grupo de esclavos fugitivos que el protagonista descubre poco después de desertar. Es una familia al completo que se fuga con lo puesto y una cesta de huevos. Huyen de su mirada, pero se atisba la humareda de los disparos y los gritos. Los han descubierto. Desconocemos si son soldados del Norte o del Sur o un grupo de esclavistas. A la orilla del camino aparecen los mismos huevos, pero rotos, metáfora de sus muertes.Cold-Mountain-04
  26. No se pierdan la carga de las tropas de la Unión cuando se despeja la nube de polvo y humo producida por la explosión bajo las defensas confederadas. Bien pertrechados, con la bayoneta calada y la seguridad de haber hecho daño a las defensas, gritan oficiales y tropa.
  27. ¿Cuántas muertes hay a lo largo de todo el metraje? Las hay justas, injustas, necesarias, trágicas, absurdas, inevitables… hasta la del protagonista, predicha en el fondo del pozo no es más que un resorte más de la vida que se afirma con su descendiente, la pequeña Grace Inman.
  28. Por los efectos del láudano Inman confiesa que las Cold Mountain son ella, Ada, pues el lugar es solo un nombre, que antes ya los cherokee llamaban de otra forma. “Al final es ella mi destino”, comenta.
  29. La Unión sumó más de quinientos muertos en la batalla del cráter, con unos mil ochocientos heridos. La Confederación no perdió la batalla, pero la sangría entre sus filas difícilmente se podía reponer. Contaron cerca de cuatrocientos caídos y unos setecientos heridos.
  30. El cráter donde quedaron atrapados como conejos los soldados unionistas es todavía hoy visible. Tiene más de cincuenta metros de diámetro y unos nueve de profundidad, y pertenece a la red estatal de parques sobre la guerra de Secesión, suelo sagrado para los norteamericanos.
  31. La desastrosa planificación de la batalla supuso continuar con el cerco de Petersburg durante ocho meses más. Ambrose E. Burnside no volvió a dirigir más tropas durante la guerra.
  32. En la puerta del hospital Poplar Lawn donde se repone Inman, un viejo ciego vende cacahuetes tostados. Mantienen una charla y en un momento le coge de la mano y le avisa que tenga cuidado si decide desertar. Más que un invidente es el mismísimo Tiresias. ¿Una referencia más a la mitología griega?
  33. Las imágenes premonitorias del pozo de los vecinos de Ada, donde se ve a Inman caminar por un desfiladero precedido de una bandada de cuervos, no es más que un homenaje a las primeras del cinematógrafo.
  34. Ruby, interpretado a la perfección por Renée Zellweger (antes de la operación de estética), es uno de los personajes fundamentales del filme. Representa la vida campestre, la rusticidad frente a la civilización, pero de buen corazón y agudos sentimientos.
  35. No parece que estemos en el Sur revisitando este filme, el viejo Sur de Estados Unidos del siglo XIX. Algunos paisajes de Carolina del Norte son así, los más cercanos a las Montañas Azules, célebre cordillera que sirvió en muchas ocasiones como línea del frente entre unionistas y confederados.
  36. ¿Cómo es posible que Anthony Minghella muestre una sensibilidad extrema en un filme ambientado en la guerra de Secesión donde el diseño de producción es un pilar fundamental? El director, que murió en 2008 y nos dejó obras como El paciente inglés, era británico, todo un reto.
  37. ¿Qué me dicen del hospital donde convalece Inman? Hay moscas que se posan en las heridas y médicos que no dan un duro a sus pacientes. Allí, sobre una cama agoniza el protagonista del filme. Una carta de Ada leída por una novata enfermera le hace recapacitar y tomar la dura decisión de desertar y encontrarse con ella en Cold Mountain. Comienza el camino de vuelta. ¿Otra referencia clásica?
  38. Uno de los soldados que acompaña a Inman desde el principio es un indio, de nombre Swimmer, que cae precisamente en una escaramuza en las defensas exteriores de Petersburg. Se sabe que combatieron indios en cada bando. El más famoso fue Sam Watie, que logró formar una compañía de infantería en el estado de Georgia.
  39. Las Cold Mountain es también Tara, Los Doce Robles o, si me lo permiten, Macondo. Más que un lugar físico es una aspiración para aquellos que luchan en una guerra lejana y sin sentido, el hogar al que vuelve el soldado Martin Guerre o James Sommersby.
  40. Cold Mountain no es más que un peregrinaje, el del ser humano, tan antiguo como el mismo mundo. Ulises vuelve a casa donde le espera pacientemente Penélope, como Leopold Bloom y Nolly o, como en nuestro caso, Inman en busca de Ada. La guerra, la muerte, el amor, la razón frente a la fe o la civilización frente a la barbarie son meros adornos del decorado.

 


Share Button

Los capítulos de la Historia están plagados de héroes y antihéroes, de reyes y villanos, de conservadores y revolucionarios, de perdedores y ganadores, de desaires y tragedias, de sucesos extraordinarios y nimios, de avances y retrocesos… en definitiva, el gran libro de la vida, al que evidentemente siempre le quedan algunos capítulos por escribir. De ahí que publicara recientemente La guerra de Secesión, la guerra entre el Norte y el Sur, que tiene más de serial televisivo de la HBO que de un sangriento conflicto. Échenle un vistazo a mi web www.fernandomartinezhernandez.com

Participa en la discusión

  • (no será publicado)