Aitor Pérez Blázquez

14 jun, 2011

Aunque nacido allá en 1977 en Bilbao, encontré mi “tierra de promisión” en Málaga, donde me formé como proyecto de historiador en la promoción de 1997-2001. Gracias a un profesor estuve durante algo más de un curso como becario de colaboración en el Departamento de Historia Moderna y Contemporánea. Área de Historia Moderna, donde tuve mi primer “bautismo de fuego” en el mundo de la investigación histórica con una serie de comunicaciones: “La economía malagueña a través del paisaje agrario desde 1750 a 1800”, “La situación de algunos prisioneros franceses en Málaga durante la Guerra contra la Convención” y “Estructuras defensivas Malagueñas en la época de los Austrias”.

Desde el 2004 soy editor, responsable e irresponsable de la bitácora Reflexiones de un modernista (http://reflexionesdeunmodernista.com), desde donde acabé gestionando tanto la versión primera de la misma, como su proyecto paralelo La torre atalaya.

Soy profesor de Educación Secundaria, de la especialidad de Geografía e Historia, desde 2005. He tenido la suerte de estar solo en seis centros en estos últimos años, viendo cómo cada vez más la educación se valora menos socialmente, pero que tenemos críos que tienen un gran potencial y que pueden llegar hasta donde ellos quieran, esperando que alguno de los que hayan pasado por mis clases el día de mañana haga algo importante.

Desde 2004 estuve alejado de la investigación histórica, pero en 2008 retomé mi formación como aprendiz de historiador realizando el Master en Ciencias Históricas de la Universidad Rey Juan Carlos, culminando sus estudios en diciembre de 2009. Desde entonces hasta la actualidad, intento compaginar la docencia en Secundaria Obligatoria y Bachillerato con trabajos y artículos que darán frutos (espero) en los próximos meses, al tiempo que me encuentro a punto de comenzar la tesis que versará (espero) sobre la Málaga moderna en el siglo XVIII.